Caso: Proyecciones 2020 [parte 1]

Los casos son reales, se modifican datos específicos para mantener el anonimato de nuestros clientes.

Durante el proceso de planeación de una tienda en línea de zapatos para dama buscábamos fijar objetivos para el siguiente año. 

Existen muchas maneras para fijar los objetivos para el presupuesto del siguiente año. Una de las mejores maneras es con una visión proactiva: ¿Cuánto tengo que vender para llegar a mis objetivos personales y del negocio?

Con esto hacemos lo que tanto repetimos:

 

Que tu negocio trabaje para ti y no tu para tu negocio

 

Cuando nos preguntamos cuánto tenemos que vender para llegar a nuestros objetivos, hay que hacer varios cálculos en el presupuesto anual. Esta proyección se recomienda hacerla base cero. Es decir, no hacer proyecciones en base al año anterior, si no pensar como si fuera un negocio nuevo, así cuando comparemos lo esperado contra lo anterior, podrán surgir oportunidades de reducción de costos.

La líder de este negocio nos comentaba que siempre aumentaba sus ventas un 30% año con año durante los últimos 4 años excepto el último cuando creció un 20%. Estos son números muy buenos pero pudieran ser mejores. 

Cuando fijamos el objetivo es como decir "No pienses en un elefante morado", eso es lo que pensarás. Si decimos "¿Cómo le hacemos para crecer un 20%?" buscaremos maneras de vender un 20% más. Pero si decimos "¿Cómo le hacemos para vender el doble?" buscaremos maneras más innovadoras y agresivas para llegar al objetivo. Con el mismo negocio actual, dependiendo del objetivo es el esfuerzo que se buscará para las metas. 

Las metas tienen que ser retadoras pero alcanzables. Esto es un poco ambiguo pero él o la responsable del objetivo tiene que sentirse retado, ya que metas muy sencillas pueden llegar a desmotivar.